El arte de la escritura es otro de los componentes del ambiente navideño, sin duda alguna, gracias a la inspiración de Charles Dickens, aquel grandioso escritor inglés que vivió en la época Victoriana.

El clásico que rescató una tradición

Las primeras 6.000 copias de “Un Cuento de Navidad” publicada el 19 de diciembre de 1843, fueron venidas antes de la Nochebuena de aquel año, demostrando, que desde un inicio tuvo aceptación en los lectores y los críticos.

El egoísta Ebenezer Scrooge, un hombre al que solo le interesa el dinero, es el personaje central de esta novela corta, quien durante la víspera navideña recibe la visita de cuatro espíritus, lo cual representó su última oportunidad para ver la vida a través de otra óptica; esta experiencia lo convierte en un hombre solidario y amable.

shutterstock_239057668Dickens, después de un viaje a la industrial Manchester, decide contar esta historia que contribuyó al rescate de los aires de adviento, luego de que inició a perder interés por algunas tensiones religiosas en Inglaterra.

Esta obra, con rasgos de realidad y fantasía que es una crítica a la avaricia, ha captado la atención del séptimo arte tanto en largometrajes como en comics.

Francis Bushman, Seymour Hicks, Lionel Barrymore, Alastair Sim, Albert Finney, George C. Scott, Patrick Stewart y Jim Carrey son los actores que han encarnado a Ebenezer Scrooge.

Así como el mes de diciembre tiene su vertiente comercial, el también autor de Oliver Twist, nos demuestra que también, es una época para la reflexión, esperanza y armonía familiar, pero sobre todo, para ser feliz con la fuerza del corazón.